Apple revela los intereses ocultos detrás de la demanda de Epic Games : Quería dar publicidad a Fortnite

6 days ago 11

En su batalla legal contra Apple, Epic Games se llenó de orgullo al pedir la liberación de Fortnite, un tema interesante que ya tuvimos la oportunidad de tratar en su momento en este artículo, donde os dimos una visión bastante completa e imparcial de la realidad que había detrás de esa batalla legal, y es que al final ya se sabe, ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos.

No quiero repetirme sobre algo que ya está más que hablado, y que ya conocemos a la perfección, así que os invito a repasar el enlace anterior si tenéis cualquier duda. En este artículo, nos vamos a centrar en una nueva información de gran interés que ha sido confirmada por Apple debido a la evolución natural de esa batalla legal que libra contra Epic Games, y que fue propiciada por esta última.

Según una serie de documentos internos, Epic Games llevaba un tiempo trabajando en algo llamado «Project Libery», que podemos traducir directamente como «Proyecto Libertad». Se trata, según la información que ha dado Apple, de una estrategia para crear un escándalo mediático contra la firma de Cupertino que serviría para devolver el interés a Fortnite en un momento en el que dicho juego se encontrase sufriendo una marcada pérdida de interés, y de usuarios, dos claves que, obviamente, implicaban además una reducción importante a nivel de ingresos.

Apple

«Project Liberty» sería un claro ejemplo de manipulación, según Apple

Para sacar adelante ese proyecto, Epic Games contrató los servicios de Cravath, Swaine & Moore LLP, una empresa de relaciones públicas, en el año 2019. Fijaos en la fecha, nos remontamos a una época en la que, en teoría, todo iba bien entre Apple y Epic Games. En 2020, el propio Tim Sweeney pidió un claro trato de favor a la compañía de Cupertino, pero no obtuvo el resultado esperado, y al final decidió activar el, mal llamado, «Proyecto Libertad».

Como hemos dicho, ese proyecto ya llevaba tiempo «en el horno», y se ejecutó de forma maestra. Epic Games introdujo una actualización en forma de hotfix que permitió saltarse las barreras de la App Store, y también de la Google Play Store, y desencadenó una guerra que, según los documentos internos de la propia Epic describieron como «fun!» («divertida»). Aunque a simple vista no lo pareciese, Epic Games salía ganando, ya que dejaba a Apple, y a Google, como los malos de la película, los obligaba a tener que justificar las políticas de sus tiendas de aplicaciones, y generaba una gran atención sobre Fortnite.

Tim Sweeney, el CEO de Epic Games, ya había confirmado la existencia de «Project Liberty», pero lo había definido como un trabajo de meses para preparar la demanda contra Apple. Como vemos, la realidad es otra, y cambia por completo el rol de buenos y malos. Para muchos, Epic Games es, de facto, la víctima de este proceso legal, y Apple la tirana, pero lo cierto es que, desde una perspectiva imparcial, y con todos los datos que tenemos ahora mismo sobre la mesa, queda claro que es Epic Games la que no ha hecho las cosas bien, y la que tiene que empezar a dar muchas explicaciones.

A título personal no me gusta Fortnite. Nunca me ha gustado, y nunca he entendido la expectación que ha generado y el éxito que ha conseguido. Sin embargo, es el pilar central de Epic Games, su principal fuente de ingresos, y comprendo perfectamente que la compañía esté dispuesta a todo por mantenerlo «vivo» y por volver a ponerlo en la portada de muchos medios, aunque para ello tenga que recurrir a este tipo de malas prácticas. Podéis encontrar más información en este enlace.

La entrada Apple revela los intereses ocultos detrás de la demanda de Epic Games : Quería dar publicidad a Fortnite es original de MuyComputer

Read Entire Article